Adaptación de la dieta. Consistencias y texturas.

Como ya dijimos en la entrada anterior, la conferencia ofrecida por la FCSD constaba de dos ponencias. Aquí tenéis el resumen de la ponencia de Natalia Egea, Nutricionista del Centro Médico Barcelona Down y del Hospital Sant Joan De Déu.

Espero que os parezca tan interesante como a mí.

Adaptación de la dieta. Consistencias y  texturas.

(Natalia Egea)

El paso de alimentación triturada al sólido en los niños con síndrome de down, frecuentemente es un aprendizaje lento, que puede alargarse hasta más allá de los 5 años. Es importante determinar dónde está la dificultad, ya sea en la masticación, la deglución o en ambos, para poder hacer una correcta rehabilitación. Pero, entre tanto, no es menos importante adaptar la textura y la consistencia de la dieta a las necesidades concretas del niño, para favorecer así un crecimiento óptimo.

Algunas consideraciones previas:

  • A veces, se produce un retraso en la introducción de la alimentación complementaria, que hace que, todas las fases posteriores también se retrasen (hospitalizaciones, cuestiones físicas, miedo de los padres…)
  • Las intervenciones quirúrgicas también retrasan la normal evolucíon de las fases de la alimentación.
  • La inmadurez del reflejo de succión es otro factor que imposibilita el paso al sólido.
  • El uso de sondas gástricas.

Todas estas circunstancias pueden retrasar el proceso de masticación o provocar alteraciones en la deglución.

El paso del triturado al sólido es un acto en el que intervienen no pocas estructuras óseas y blandas, que han de hacerlo de forma rítmica y coordinada con la respiración. Es un acto neuromotriz realmente complicado que requiere un aprendizaje lento. En el caso de los niños con síndrome de down puede verse aún más retrasado debido a:

  • Estructuras anatómicas específicas (como la macroglosia)
  • Aparición tardía de los dientes
  • Hipersensibilidad al sólido
  • Retraso psicomotor
  • Disfagia orofaríngea
  • Hipotonía

Todo ello provoca unas consecuencias muy negativas en el ámbito nutricional:

  • Niños que independientemente de su edad, 2, 3, 4 años… que comen como bebés.
  • Menús monótonos y poco atractivos
  • Menús que no cubren los requerimientos nutricionales propios de cada edad
  • Afectación del crecimiento y el desarrollo precisamente por estas situaciones de malnutrición

En todos estos casos en los que existe un retraso en el paso al sólido, lo que hace un dietista/nutricionista es adaptar la dieta según la masticación:

  1. Realizando un diagnóstico del problema
  2. Indicación de la dieta adecuada a cada caso
  3. Rehabilitación del proceso en la fase oral/faríngea con ayuda de la adaptación de la dieta en cada fase del tratamiento.

Este trabajo tiene un doble objetivo:

  • Primero un objetivo nutricional. Que el niño reciba todos los nutrientes necesarios según su edad independientemente de que coma sólido o no.
  • Adaptar la dieta a una consistencia segura y eficaz así como las texturas, de forma que favorezca el aprendizaje de la masticación.

Primera etapa: adaptación de líquidos.

Se pueden usar espesantes para encontrar la textura que más se adapte al niño.

IMG_1866

Siguiente fase: Adaptación de sólidos

En función de la consistencia del triturado, este se puede clasificar en 6 texturas diferentes. Habrá que ir adaptándose a la fase de masticación en la que el niño se encuentre.

En el cuadro siguiente podéis encontrar una breve explicación de cada una de ellas.

IMG_1867IMG_1868

Características de la dieta triturada:

  • Todos los alimentos se pueden triturar
  • Estos triturados, deben ser sensorialmente satisfactorios.
  • La consistencia debe ser suave, firme y uniforme.
  • Se deben evitar las dobles texturas y los alimentos de riesgo

Alimentos de riesgo:

  • En purés: grumos, pieles, hebras, huesecillos, espinas…
  • Alimentos que pueden fundirse en la boca (helados)
  • Alimentos que desprenden líquido al morderse (algunas frutas como la naranja, las uvas)
  • Alimentos que no forman un bolo cohesivo y se desmenuzan (guisantes, legumbres)
  • Alimentos que se desmenuzan (quesos secos, galletas de hojaldre, patatas chip, pan tostado)
  • Alimentos duros como los cacahuetes.

Promover la dieta saludable:

IMG_1870

En función de las indicaciones anteriores, debemos confeccionar el plato saludable:

IMG_1871

IMG_1872

A pesar de que el plato sea triturado, esa preparación debe ser nutritiva. En muchas  ocasiones, nos encontramos con niños con 3 y 4 años de edad comiendo triturados o directamente potitos indicados para niños menores de 12 meses con la consecuente malnutrición que esto supone para el niño. Un niño que camina, va al parque, al colegio… Necesita una nutrición diferente a la de un bebé y no porque coma triturado debemos obviarlo. Aquí tenéis algunas sugerencias para hacer más atractivo el menú.

IMG_1873

Llegados a este punto, queremos recopilar algunos mensajes importantes que debemos tener en cuenta:

  • Es frecuente que los niños con Síndrome de Down presenten problemas de masticación y/o deglución.
  • Es necesario adaptar la consistencia de la dieta para que sea segura y eficaz.
  • La dieta debe cubrir los requerimientos nutricionales de cada caso concreto.
  • Debemos ser conscientes de que el acto de la masticación es un proceso de aprendizaje lento.
  • Importantísimo: hay que promover y facilitar el acto de la masticación.

No olvidemos que el fin de todo este proceso, el objeto de la adaptación de la dieta es conseguir que el niño acabe teniendo una deglución/masticación normal. Por tanto, debemos favorecer el acto de la masticación.

IMG_1876

Ofreceremos alimentos sólidos y dejaremos que le niño experimente con ellos, que juegue, que tenga contacto, aunque luego le demos triturado para comer.

Lo ideal es incorporarlo a la mesa familiar y comer todos lo mismo, aunque su comida sea triturada (se le puede ofrecer el mismo alimento que va a comer triturado, en formato sólido para que experimente con él y comer nosotros lo mismo).

Finalmente, se debe disfrutar de la alimentación. El momento de la comida no puede ser un momento que genere estrés a padres e hijos. Conseguir que este sea un momento placentero en el que la familia pueda disfrutar unida, es garantía de éxito.

20150406_171114

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s